¡Los mejores años de nuestras vidas!

IMG-20130913-WA0004

En algún sitio, leí que nadie aprende más y más rápido que un niño en sus tres primeros años de vida. Es decir los dos primeros años son esenciales en la vida de los seres humanos y el tercero muy importante. En ese tiempo incorporamos a nuestro ser la mayor cantidad de información de lo que pasa a nuestro alrededor.

Aunque parezca increíble, existe mucha gente que piensa que, en esos primeros años de vida del niño, el papá no tiene mucho que hacer. Se escudan en la fuerte relación entre la madre y el bebé a través de la lactancia y en la conexión que ambos crean. La importancia y el rol de la madre es indiscutible; la particularidad y fuerza de la relación, es clara también.

Sin embargo, el mundo de un niño es su entorno, lo que pasa a su alrededor. Si su padre no aparece en ese entorno, no formará parte de sus primeras adquisiciones. Si no conoce sus brazos, no tiene sus besos, no se ha dormido en su pecho, ni escuchado habitualmente sus palabras, se perderá la posibilidad de incorporar, a sus tempranas adquisiciones, la figura del padre.

Así, se dejará pasar la oportunidad de establecer con el niño o la niña una relación privilegiada. Puede que no sea la misma que hay entré el bebé y su madre, porque la naturaleza ha hecho esta relación única. Pero si estamos ahí, será una relación con mucha más fuerza y mucho más hermosa que si no estamos en ese entorno, en esos primeros momentos, donde los niños aprenden tanto y forman la base de lo que será su persona.

Nuestros hijos necesitan, en ese momento, todo lo que nosotros les podemos aportar. Más importante aún, esos tres primeros años de vida de nuestro hijo nunca volverán. En realidad, ningún año volverá pero, en esa época de su vida, aprenderá como nunca más podrá aprender y adquirirá estímulos irrepetibles que marcarán su futuro.

IMG_0093

Antiguamente, los padres no cambiaban el pañal a sus hijos, no le daban de comer, ni echaban una siesta con ellos. Eso ahora está cambiando y yo lo reivindico. Reivindico el comer con nuestros hijos, bañarlos, abrazarlos, lavarles el pelo, cortarles las uñas. Para empezar, cuando tu hijo nace, es muy especial no tener la camiseta y que tu bebé se duerma en tu pecho. Cuatro ojos estimulan más y dos voces enriquecen mejor.

Muchas veces puede ser duro ver que cuando está enfermo, quiere estar con su mamá. Yo, a mis 33 años, todavía llamo a mi madre para que me dé algún consejo que ya sé, no podemos evitar eso. Pero luego te sorprendes de que tu hijo quiera ir solo contigo al parque, que no le importe que lo lleves tú a la guardería, que a veces quiera ir a dormir contigo.

Si estamos ahí, disfrutaremos de los momentos más bonitos en la vida de nuestros hijos. Seremos parte de ese tiempo en el que aprende más y más rápido que nunca. Y también serán los mejores años de nuestra vida.

8 Respuestas a “¡Los mejores años de nuestras vidas!

  1. Hola!
    Pues que te voy a decir yo, que soy un defensor convencido de nuestro papel como padres igual de válido que el de las madres.
    Lo malo es oír a otros padres decir: el primer año de los niños es para las madres, luego ya haré yo algo.
    O escuchar a madres rajando de los padres de sus hijos, o extrañarse que haya padres involucrados. Escribí un tiempo un post sobre ello (haaaarto) y esta semana he estado a punto de escribir otra similar pero he preferido enfriar el tema para que no me echen de por aquí ,)

    Salu2

    Me gusta

    • Gracias mis2monstruitos, entonces pensamos igual. Luego hay padres que se sorprenden que sus hijos no los escuchen o no quieran hacer cosas con ellos. Pues nada a unirnos y dar la lata para reivindicar.

      Me gusta

  2. Hay madres de madres y padres de padres. Dichosos los niños que tienen un par que se quiere, los quiere y valoran sus roles en la vida del pequeño por igual.

    Saludos desde Budapest

    Me gusta

    • Muchas gracias AquíCabeDeTodo, siempre es un placer recibir comentarios en mi blog, y un lujo si encima son positivos. Estaré encantado de leerte y comentar tu perspectiva. Saludos

      Me gusta

  3. Precioso, me ha encantado. He descubierto tu blog a través de un enlace de AquiCabeDeTodo y me gusta mucho. Esta es la primera entrada que te leo y te felicito, hermosa reflexión. Me quedo por aquí a leerte un poquito más en cuanto tenga un rato. También soy mamá blogger, así que si quieres, te invito a visitarme. Saludos!
    http://www.madremaya.wordpress.com

    Me gusta

    • Hola madremaya, qué ilusión que te guste. ya se alegra uno que le lean sI encima le dicen cosas bonitas. Acepto la invitación y con mucho gusto leeré tu blog. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s