Un segundo cambia la vida – ¡evitemos accidentes!

LiPa

Ese niño de la foto no está disfrazado para una fiesta de carnaval ni lo he sacado de google imágenes. Es mi pequeño, mi corazón, que con 8 meses se nos quemó en el 10% del cuerpo: cuatro semanas en el hospital, un transplante de piel y cinco anestesias generales. La pregunta es ¿se podía haber evitado?  

La estadística dice que en el 60% de los casos se pueden evitar los accidentes en el hogar. La mayoría de estos percances están divididos en caídas, cortes, ingestión de productos tóxicos y quemaduras, como nuestro caso.

Traemos un hijo al mundo y tenemos una responsabilidad infinita. La genética influye pero al final en casa aprenderá y desarrollará la personalidad con la que se enfrentará a la vida. Eso es un compromiso y un desafío. Pero además del tema emocional, afectivo y educativo está la seguridad. Impedir accidentes y controlar todo, además de ser imposible, puede conducir a la paranoia. Pero prevenir es posible y muy recomendable.

Habiendo sufrido esta experiencia, os quiero dejar unos consejos que aunque parezcan evidentes, a veces se olvidan y pueden ocasionar un desastre.

Aquí os dejo un resumen de lo más importante:

– Medicamentos bajo llave o imposibles de encontrar.

– Todos los productos que puedan ser ingeridos deben estar muy altos, inalcanzables para los niños o bajo llave.

– Cuando los bañamos, no llenar mucho la bañera y no dejarlos ni un segundo sin vigilancia.

– Si tenéis piscina, que estén valladas, y que los niños aprendan a nadar lo antes posible.

– Evitar juguetes puntiagudos y que puedan ser cortantes.

– Proteger los enchufes (en ikea hay todo el material)

– Que nunca estén solos en la cocina y preferiblemente tampoco cuando cocinamos. Las cacerolas y sartenes siempre con el mango hacia dentro, siempre. También se puede poner una protección.

– Tampoco hay que olvidar asegurar las escaleras, puertas y ventanas.

fotos

Nosotros teníamos todo eso controlado y asegurado, habíamos pensado en casi todo pero nuestro accidente pasó en casa de unos familiares. En casas ajenas, no preparadas, lo único que se puede hacer es no dejarlo solo ni un segundo.

Recuerda el 60% de los accidentes domésticos son evitables, el 40% no. Después de un accidente no hay manera de saber si lo podías haber evitado o no y aunque la respuesta fuera sí, la culpa ya no te sirve. Hay que aprender de la experiencia y llenar a tu hijo de besos y amor para que se olvide rápido.

2 Respuestas a “Un segundo cambia la vida – ¡evitemos accidentes!

  1. Qué duro tiene que haber sido para ustedes vivir esta experiencia, y me imagino que recordarla no será agradable. Gracias por hacer un esfuerzo y publicar este post para evitar cosas así. Tomo nota. Espero que el peque esté bien del todo. Beso!

    Me gusta

    • La experiencia horrible, cualquier cosa que le duele a tu hijo a ti te duele más. Lo peor que he vivido en mi vida es ver entrar a mi hijo en un quirófano. Ahora no duele tanto, el está muy bien y podría haber sido peor. Esta entrada es para que no se subestimen las medidas de seguridad, que con un niño siempre son pocas. Gracias madremaya.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s