Brazos: no sabes lo que haces

brazosEstaba yo tan feliz con mi hijo en brazos en casa de mi madre (por aquel entonces tenía 6 meses) cuando escuché una fatídica frase que me ha perseguido hasta hoy, brazos, no sabes lo que haces. La amiga de mi madre es muy simpática y de hecho estaba ahí para darme un regalo para mi pequeño. Y yo que soy muy pacífico y tolerante sonreí y dije: – a ver. Quizá podría haber intentado explicar que coger a mi hijo en brazos es un placer, que el cariño y el contacto es básico en la crianza, que algún día (ya me pasa a veces) mi hijo ya no querrá que lo coja y esos momentos son especiales, irrepetibles, agradables y un sinfín de adverbios más que podría añadir. Le podría haber hablado de Carlos González, mi pediatra de referencia, mi libro de cabecera, “bésame mucho“, pero no lo hice.

Pero a los que me leáis y estéis a tiempo os digo coged a vuestro hijo, pasearlo, besarlo, quererlo. Nunca el cariño se puede dar en exceso, nunca nadie se acostumbra ni se cansa de las sonrisas, las caricias, el contacto. A mi hijo, lo he llevado en brazos siempre que ha querido, y lo sigo llevando aunque ya con dos años y medio quiere menos, y ahora me sorprendo en un paseo esperando que me diga, papá estoy cansado, cógeme. Por suerte cuando cogía a mi hijo sabía lo que estaba haciendo.

6 Respuestas a “Brazos: no sabes lo que haces

  1. Es algo básico coger a los peques, tanto para ellos como para nosotros. A mi tardaron menos en decirme eso, justo al día siguiente de nacer el mayor, estando aún en el hospital.
    Disfrutamos mucho cada vez que nos abrazamos, y aunque a veces cuesta coger un ente de 17 kilos y otro de 10, es genial!

    Me gusta

    • Hola mis2monstruitos, no sabes la ilusión que me ha hecho, mis dos primeros comentarios, nunca lo olvidaré :). El mío pesa ya 15 kilos, pero cogerlo es un placer. Un saludo

      Me gusta

  2. Es un verdadero placer participar de tu iniciativa, dicho esto me gustaría indicar que hay diferentes opiniones al respecto sobre si coger mucho al niño/a o no. Desde mi punto de vista se pueden tener en cuenta muchas teorías y corrientes, tanto genéticas, psicologicas, motoricas, etc… pero lo cierto es que el infante, en los primeros meses de vida no es capaz de desplazarse y por tanto su interacción con el mundo que le rodea depende de las figuras de apego y de los estimulos que éstas le proporcionen. Así que, y es mi humilde opinión,¿es malo coger al niño/a? definitivamente NO, el error radica más bien en no querer soltarlo.

    Me gusta

    • Gracias Kurto, tienes toda la razón. Yo soy partidario de tener en cuenta diferentes corrientes y métodos. Quiero intentar ser neutral y crear aquí un punto de encuentro e intentar que mis experiencias junto con aciertos y errores sirvan a otros. Dicho esto para escribir mejor necesito hacerlo desde el corazón así que a veces me verán los colores 🙂 Gracias por tus comentarios.

      Me gusta

  3. ¿Y lo orgulloso que se siente uno cuando te pide un abrazo o que lo cojas, lo haces y se te acurruca en el hombro? Por momentos así malcriaré a mi hijo toda la vida, porque para mí no tiene precio alguno sentir que me necesita cerca tanto como yo a él.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s